BOLIVIA AGRARIA
Just another WordPress.com site

Tecnologías ancestrales

En tierras  bajas de la  amazonía    

Por: Ing. M.Sc. Eduardo Chilon Camacho (Parte I)

Las tierras bajas que corresponden a las zonas agroecológicas de la llanura tropical amazónica de Bolivia, están caracterizadas por inundaciones estacionales y formación de lagunas por exceso de agua en la temporada de lluvias, y en los últimos años sequías extremas; estos fenómenos se han exacerbado como consecuencia del cambio climático global. En relación a los peores contaminadores del mundo (Estados Unidos, Unión Europea, Rusia y China) Bolivia es responsable sólo del 0.01% de la emisiones globales, sin embargo sufre las mayores afectaciones por el cambio climático.

En este contexto, desde tiempos ancestrales, nuestras culturas ancestrales que habitaron y se desarrollaron en la zona amazónica de Bolivia fueron civilizaciones hidráulicas, con avanzados conocimientos de ingeniería para contrarrestar los excesos de agua, y algunas de las técnicas ancestrales desarrolladas para contrarrestar los riesgos climáticos en las tierras bajas fueron los sistemas hidráulicos de camellones, lomas, canales y terraplenes, que constituyeron impresionantes sistemas de drenaje a gran escala, asociadas a lagunas artificiales y al establecimiento de los  asentamientos humanos en las partes altas de monte islas y lomas naturales.

Los Sistemas hidráulicos Ancestrales, se constituyeron en colosales obras de ingeniería hidráulica, que fueron creadas por las civilizaciones amazónicas ancestrales, para controlar las inundaciones frecuentes y también las sequías esporádicas. Fueron construidas en grandes extensiones inundables de la llanura tropical amazónica, constituyendo auténticos sistemas de drenaje y aprovechamiento agrícola y piscícola de zonas inundables o saturadas de agua. Restos de estas infraestructuras están dispersas en más de 400 mil Km2, en los llanos amazónicos de Moxos en el Departamento del Beni.

Los camellones amazónicos, fueron plataformas de tierra construidos por encima del nivel de inundación de 1 a 2 metros, y de extensión y formas diversas, que permitían la producción de alimentos en zonas inundables, con técnicas de cuidado de la capa arable de los camellones mediante la aplicación de abonos orgánicos preparados con los vegetales y plantas acuáticas caso del taropé, presentes en los canales de agua circundantes; estas prácticas de manejo del suelo, del agua y de los cultivos corresponden a una agricultura sofisticada. Los camellones amazónicos son infraestructuras parecidas a los sukakollus del altiplano, por la presencia de canales periféricos alrededor de los camellones.

Las lomas artificiales son gigantescos promontorios, con alturas iguales o mayores a los 20 metros sobre el nivel de base local, que requirieron movimientos de tierras equivalente a 3.5 millones de m3 en cada una, siendo destinados a centros ceremoniales, cementerios, asentamientos humanos y centros de producción y preservación de semillas, posiblemente también como centros de salvataje y pernocte de personas en situaciones de inundaciones extremas. Algunas lomas de gran tamaño, presentaban plataformas piramidales, lo que permitía los asentamientos de viviendas y la siembra de cultivos diversificados, se comunicaban con los camellones y con otras lomas mediante terraplenes y por vía fluvial.

Los terraplenes fueron una especie de plataformas angostas de cientos de kilómetros de longitud, que servían de vías de paso y comunicación entre lomas y asentamientos, y también como diques de contención y direccionamiento del flujo de las aguas durante la época de inundaciones.

Los canales hidráulicos de cientos de kilómetros de extensión, formaron parte de los sistemas de redes de drenaje a gran escala, que articulados entre sí, permitían la evacuación de las aguas, la navegación y comunicación fluvial, el transporte de productos y la realización de otras actividades como la piscicultura.

Las lagunas artificiales geométricas, fueron construidas manualmente y con la inversión de grandes cantidades de mano de obra, donde se criaba y albergaba a los peces y plantas acuáticas (caso del taropé), utilizadas en la alimentación y elaboración de abonos orgánicos.

Los asentamientos en las partes altas, formó parte de la concepción de las culturas ancestrales de la amazonia, por lo que definieron la ubicación de sus viviendas y de los asentamientos poblacionales en zonas altas naturales y artificiales (Lomas y los monte islas) para evitar los peligros de las inundaciones y dar cierta seguridad a las familias frente a los desastres cíclicos provocadas por las inundaciones estacionales en la llanura tropical. 

Kennet Lee (1977) señala que en este sistema trabajó una enorme población, y se desarrollo entre los años 1000 a500 A. de C. para perderse alrededor del siglo XII de nuestra era, constituyendo una civilización precolombina hidráulica, que controló las inundaciones cíclicas y las sequías, para un área de cultivos estimada en 50 mil Km2, como esta cultura amazónica aparentemente no conoció los metales ni la rueda, sus obras civiles debieron realizarlas solo con esfuerzo manual.

Por su parte Pinto Parada (1987), señala que una tinaja desenterrada en 1920 en el Beni, presenta un dibujo de la organización social de esta civilización hidráulica, con hombres jalando cuerdas, que en un extremo arrastran cueros con montones de tierra.    

Los pobladores moxeños actuales, todavía utilizan sus bioindicadores y pronósticos locales de base ancestral, que para el caso de la amazonia, se refiere el caso de Santa Ana de Yacuma (Beni), donde los pequeños productores  informaron sobre un bioindicador local que en los últimos años tiene cambios notorios, es el caso de un caracol  que vive en los árboles a las orillas de los ríos amazónicos, que meses antes del problema de la inundación  catastrófica (2009-2010) comenzó a ascender en el tronco de los árboles  y establecerse a mas de2 metrossobre el nivel de base local, esta señal indicaba inundación y así ocurrió con los daños catastróficos conocidos.

Los mismos bioinformantes reportan que sus observaciones para la campaña (2011-2012), el caracol desde el pasado año a comenzado a descender de los árboles  y actualmente se ha establecido a menos de1 metrosobre el nivel de base local, pronosticándose  que los ríos de la zona presentaran crecidas normales y tal vez algo mas, pero no inundaciones catastróficas. SEMENA con sus datos hidrológicos  y pronósticos les está dando la razón.

Ante el reto que plantea el cambio climático global, y la ocurrencia de las inundaciones y sequías en las pampas inundable del Departamento del Beni, estas tecnologías ancestrales de los camellones, las lomas, terraplenes, canales y los pronósticos locales adquieren vigencia en el contexto actual, constituyéndose en conocimientos y tecnologías jamás inventadas por el hombre para la preservación de la vida y la producción agropecuaria en las tierras bajas inundables de la amazonia boliviana.

Mario Ávila Suárez es el caso de un ganadero progresista del Beni propietario de la hacienda  “Ceilán” que combina y aplica conocimientos, que son el producto de la simbiosis de los conocimientos y tecnología ancestral y los conocimientos modernos, para contrarrestar y disminuir los riesgos de las inundaciones estacionales propias de la sabana tropical.

En su propiedad, en base a los patrones ancestrales moxeños, ha construido camellones y terraplenes en donde se asientan sus establos, casa de servicio y una pista de aterrizaje, con lo que disminuye los riesgos de las inundaciones; además en base a los pronósticos locales de base ancestral y la información meteorológica obtenida con instrumentos propios, toma sus previsiones y un mes antes de la ocurrencia de las inundaciones, moviliza su ganado de las partes bajas inundables a las partes altas, tal como lo realizaron los pobladores amazónicos en épocas ancestrales, que si bien no contaban con ganado bovino se movilizaban hacia las partes altas en resguardo de sus vidas ante inundaciones extraordinarias y catastróficas.

Un terraplén de dos centenares de metros de longitud le sirve como pista de aterrizaje, para el transporte y comunicación aérea, que en época de inundación es el único medio de aprovisionamiento de alimentos y comunicación, porque toda la planicie está totalmente inundada. Un terraplén menor comunica la pista con los camellones altos donde están los establos y pernoctan los animales que esperan crías, aquellos débiles y los animales enfermos, que por su estado no pueden movilizarse a las partes altas. La casa de servicios completa la infraestructura presente en los camellones, y el personal técnico y los trabajadores de la ganadería cuentan con todas las comodidades y son atendidos con productos alimenticios en forma permanente por vía aérea.   

El relacionamiento con las comunidades originarias, que habitan las islas y tierras altas amazónicas, y los acuerdos y consensos de las compensaciones por el pernocte del ganado en las zonas altas, posibilitan que al pasar las inundaciones y luego del brotamiento de los pastos naturales en la zona que fuera inundable, el ganado retorne a la llanura baja y se beneficie del pasto fresco. Los sistemas de información simbiótica de Mario Avila y sus sistemas de previsión funcionan perfectamente, siendo un ejemplo para otros ganaderos que afectados por las inundaciones solo estiran la mano y reclaman apoyo del estado, sin poner en práctica la creatividad y recuperación de los saberes locales y tecnologías amazónicas de de larga data. eduardochilon@gmail.com , Docente Investigador Universitario y Consultor RRNN y Desarrollo Rural.

Una respuesta to “Tecnologías ancestrales”

  1. Es una información excelente, para quienes no conocen el sistema de vida en los ecosistemas tropicales, en estos tiempos que se experimentan una serie de factores adversos, con variaciones en su impacto, en especial en los últimos años. sin embargo seria importante que reporten los beneficios con bastante profundidad.

    Gracias


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: